La Cosmiatría Inicio AECOSM Zona profesional Zona Consumidor Cosmética Segura
© 2016  Asociación Española de Cosmetólogos y Cosmiatras

¿Que es la Cosmiatría?

El término Cosmiatría fue utilizado por primera vez por el Doctor Auriel Voina, en el 9º Congreso de Dermatología en Estocolmo en el año 1957. Se refirió entonces de esta manera, “cosmiatra” al asistente que le acompañaba. Se define La Cosmiatría como la disciplina profesional que comprende los cuidados estéticos y cosméticos de la piel sana o enferma, derivados de simples desviaciones de la normalidad cutánea o de verdaderas enfermedades, respetando siempre la autoridad del profesional médico. Un cosmiatra sería por tanto, un cosmetólogo especializado, con formación sanitaria, que incluye conocimientos suficientes en anatomía, fisiología y patologías de la piel y sus anejos. Los cosmiatras ejercer su profesión en un entorno sanitario: hospitales, clínicas, consultas médicas y farmacias. Los tratamientos realizados por el Cosmiatra son absolutamente tópicos (excepto que su formación académica le capacite para otras vías de administración y así sea prescrito por el médico responsable) y deberán procurar a cada paciente un resultado real y ajustado a sus circunstancias. Para lograrlo se servirán de las técnicas, los productos cosméticos y equipamiento tecnológico más apropiados. Los Cosmecéuticos requieren una atención especial que abordaremos más adelante.

¿Quién puede ejercer de Cosmiatra?

Puesto que la Cosmiatría no está incluida actualmente en la formación reglada de nuestro país, es habitual que se dediquen a esta disciplina profesionales sanitarios (enfermeros, farmacéuticos, médicos...) que han completado su formación oficial con cursos de especialización en dermocosmética, dermofarmacia... Esta disciplina es muy amplia y especializada por lo que tiende a ramificarse en áreas diferenciadas, tales como la Cosmiatría Quirúrgica (en el entrono de la Cirugía Plástica), la Cosmiatría Estética (en el ámbito de la Medicina Estética), la Cosmiatría Biológica Celular (relacionado con tratamientos antienvejecimiento), Cosmiatría Dermofarmaceútica (especializada en diagnóstico y prescripción en la Oficina de Farmacia). Uno de los objetivos de esta Asociación es reconocer a los profesionales que cumplen con los requerimientos y acreditarlos ante la sociedad como expertos. En este sentido, la AECOSM  funcionaría en sí misma como entidad certificadora, en base a los requisitos exigidos por sus estatutos para la incorporación de miembros. Es decir, ser miembro de AECOSM lleva implícito haber acreditado la capacitación para poder ejercer como cosmetólogo / cosmiatra. La Cosmecéutica El término "Cosmecéuticos"  fue mencionado por primera vez en 1984 por el dermatólogo americano Albert Kligman que los definió como "Agentes tópicos que tienen tanto una función cosmética como terapéutica". Por primera vez se proponía una estrecha relación entre la categoría de cosméticos y la de fármacos. Por su parte, la empresa Euromonitor (reconocida por sus investigaciones de mercado), define los Cosmecéuticos como “aquellos productos tópicos híbridos, con características cosmético-farmacéuticas, que contienen ingredientes biológicamente activos con un efecto sobre el usuario”. En la actualidad aún no existe una definición oficial ni tampoco una regulación específica. Según la FDA de USA un producto puede ser un medicamento o un cosmético, pero el término cosmecéutico no está considerado. Los cosmecéuticos incorporan ingredientes biológicamente activos permitiéndoles ejercer modificaciones en las estructuras y funciones de la piel. Como ejemplos de estos ingredientes encontramos extractos botánicos, oligoelementos esenciales, péptidos y citoquinas, entre otros. Para poder considerarse cosmecéutico, el fabricante debería demostrar que su producto tiene una mayor biodisponibilidad o tiene efectos terapéuticos beneficiosos para la salud de la piel, en comparación con los cosméticos comunes. La realidad actual es que el departamento de marketing de muchos fabricantes hace uso libre del término para realzar las formulaciones o ingredientes de cremas y otros productos tópicos que afirman tener efectos tangibles sobre la estructura y apariencia de la piel. Esta Asociación ,así como varios organismos internacionales, dermatólogos y otros profesionales estiman conveniente lograr una regulación que permita distinguir los cosméticos de los cosmecéuticos y la capacitación de los profesionales que los prescriben y utilizan.
Qué es un Cosmetólogo Asóciate!! Cosmética Segura Publicaciones Formación Consejos Fotoprotección