Advertencias de Seguridad Inicio AECOSM Zona profesional Zona Consumidor Cosmética Segura

Cosmética Segura:

   El Proyecto  Advertencias    Ingredientes Polémicos    Cosmetovigilancia         
© 2016  Asociación Española de Cosmetólogos y Cosmiatras
Actualmente existe una normativa de fabricación y comercialización de productos cosméticos única para todos los países miembros de la Unión Europea. Este marco legal intenta garantizar la seguridad de los productos comercializados en el territorio de la Unión, no obstante, los consumidores tienen que tener en cuenta una serie de recomendaciones adicionales para evitar cualquier efecto indeseado en el uso de los cosméticos: RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD EN EL USO DE COSMÉTICOS - No comprar productos cosméticos fuera de establecimientos autorizados, pueden ser falsificaciones y por tanto haber sido elaborados sin control sanitario o contener sustancias peligrosas. - Igualmente, los productos adquiridos a través de comercio electrónico deben proceder de empresas instaladas en la UE y por tanto sometidas a control. Otros países fuera de la Unión tienen regulaciones menos estrictas, incluso pueden carecer de ellas, y por tanto vender productos más peligrosos para los consumidores. - Ojo con mensajes engañosos. El uso de las palabras “eco”, “natural”, “ciencia”, “orgánico”, “free” , “0%”, o de mensajes tipo  “con ingredientes naturales”, no están regulados por la ley, son de uso libre y por tanto no hacen más seguros ni confiables a los productos que las contienen, salvo que acrediten los mensajes mediante sellos de control homologados. - Un producto hipoalergénico no significa que sea mejor que otro, ni inocuo, ni ecológico. Es un producto que ha sido testado en un grupo de personas, pero tampoco asegura que vaya a ir bien para todo el mundo. - Es recomendable que el consumidor se acostumbre a leer las etiquetas de ingredientes para identificar aquellos cuya seguridad ha sido puesta en tela de juicio por la comunidad científica. Puede encontrar más información al respecto en nuestra sección ingredientes polémicos - Respetar las fechas de caducidad y/o PAO. Cada vez son más los cosméticos que indican fecha de caducidad o “fecha de duración mínima”, pero la normativa no lo exige si ésta es superior a 30 meses (la mayoría). El PAO es el tiempo que el producto es seguro después de su apertura. Puede ser 3, 6, 9, 12, 18 o 24 meses. El numero de meses viene reflejado dentro del dibujo de un tarro abierto. - No usar en niños productos fabricados para adultos. La legislación europea en materia de cosméticos obliga a los fabricantes a realizar una evaluación específica de los productos cosméticos destinados a ser utilizados en niños menores de tres años. Para los niños deben utilizarse siempre productos específicos para ellos. - Utilizar el producto solo en la zona corporal para el que fue diseñado. De lo contrario pueden aparecer reacciones adversas. Por ejemplo usando geles de ducha en la zona íntima, una crema facial en el contorno de los ojos, un champú como gel de ducha...
Qué es un Cosmetólogo Asóciate!! Cosmética Segura Publicaciones Formación Consejos Fotoprotección