Consejos en Cuidado Corporal Inicio AECOSM Zona profesional Zona Consumidor Cosmética Segura
© 2016  Asociación Española de Cosmetólogos y Cosmiatras
La piel del cuerpo es diferente de la piel del rostro, cuello y escote. Habitualmente se comete el error de pensar que es muy resistente y que por ello requiere menos atención. Es frecuente encontrarse con personas que le prestan atención a la piel de la cara pero muy poca al resto de la piel de su cuerpo. Hay que recordar que la piel funciona como una barrera frente a las agresiones externas y por ello debe mantenerse en perfecto estado para que pueda cumplir su misión y protegernos adecuadamente. Los siguientes consejos son básicos para conseguirlo: - Escoger ducha frente a baño y agua templada en vez de caliente. Evitarás que tu piel se deshidrate innecesariamente. - Para el aseo utiliza jabones con un pH fisiológico, es decir, similar al pH de la piel del cuerpo (entre 4.5 y 5.9). Cuidado con las expresiones pH neutro (en química el pH neutro es 7). No es recomendable usar jabones de barra porque son muy agresivos con la barrera hidrolipídica de la piel. - Aclara abundantemente para no dejar restos de jabón sobre la piel. - Sobre todo en pieles secas no frotar en exceso durante el secado, mejor hacerlo mediante pequeños toques. - La piel debe hidratarse siempre después de la ducha puesto que durante ella, puede perder hasta el 25% de hidratación. - Escoge el hidratante que más se adapte a tu tipo de piel. Recuerda que todos las pieles deben hidratarse, incluso las grasas. - Evita el uso de hidratantes oclusivos (con aceites minerales por ejemplo). - Para las zonas de mayor sequedad como codos, manos, talones... utiliza productos específicos. - Es recomendable hacerse una exfoliación suave al menos una vez al mes. - En caso de embarazo utiliza un producto específico para evitar la aparición de estrías. - Para el tratamiento de celulitis, adiposidad localizada... consulta con un cosmetólogo o un cosmiatra para que evalúe el problema y pueda prescribirte el tratamiento cosmético adecuado. - Evita el uso de productos que contengan activos cosméticos para problemas que no tienes. - Cuando vayas a exponerte al sol, tanto de forma completa como parcial por el uso de prendas cortas (hombros, piernas) , utiliza siempre una protección solar adecuada a tú tipo de piel. - Duerme lo suficiente y evita el estrés. - Come de forma equilibrada y bebe suficiente agua. - No fumes ni consumas alcohol o café en exceso.
Qué es un Cosmetólogo Asóciate!! Cosmética Segura Publicaciones Formación Consejos Fotoprotección